Disculpas y agradecimientos

Aún con resaca de emociones en nuestros cuerpos y asimilando lo que pudimos experimentar y vivir el pasado sábado en la Casa de la Cultura, se hacía necesaria una entrada especial para en primer lugar pedir disculpas y en segundo lugar agradecer a todas las personas y organismos que se volcaron para que el concierto pudiera salir adelante.

Pero primero las disculpas.

Disculpas al público asistente que compró su entrada y que por un error en la organización del que sin ser directamente culpables nos hacemos responsables, no pudieron sentarse. Quisimos que debido al aforo tan limitado de la Casa de la Cultura, más personas pudieran ver el concierto de pie y al mismo tiempo colaborar con la Asociación. Esto es muy importante subrayarlo: garantizamos que esto no va a volver a ocurrir en un próximo concierto de estas características que celebremos. La entrada a partir de su adquisición garantizará un asiento para el/la poseedor/a de la misma con un asiento numerado sin lugar a dudas ni arbitrariedades.

Disculpas a los olvidados en las menciones que se hicieron al final del concierto. A nuestro Ayuntamiento ya que es evidente que sin su colaboración, la banda no podría llevar a cabo ninguna actividad en nuestra localidad. Al personal de la Casa de la Cultura que se desvivió por hacer un concierto inolvidable con entrega y profesionalidad, como siempre. Al equipo de maquillaje y caracterización, dirigido por Inés Margullón que se encargó de convertir a los componentes de Donde Vamos la Liamos en terroríficos zombies. Y por último al equipo de decoración y ambientación, luces y sonido y vídeo que se coordinaron perfectamente para convertir un concierto normal en una experiencia viva y fluída. Y por supuesto a Brencadera, Casa de Música, nuestra tienda de música en Olivenza, por hacerse cargo de la venta anticipada de entradas.

En una noche en la que tantas cosas tienen que estar coordinadas a veces olvidamos lo más importante y a través de esta entrada nos gustaría poder atenuar todo lo que hubiera salido mal o no como en un principio habíamos imaginado.

las-emociones

 

Un comentario

Comenta esta entrada de nuestro blog: